La catedral de Đakovo

La catedral de Đakovo

La construcción religiosa más monumental de Eslavonia es la catedral de Đakovo, dedicada a San Pedro, sobre la que el Papa Juan XXIII dijo que era la iglesia más bella entre Venecia y Constantinopla. La mandó construir el obispo de Đakovo Josip Juraj Strossmayer en 1866, para dotar de importancia a la ciudad como centro eclesiástico de Eslavonia. Reconocible por el ladrillo rojo, es igualmente bella por dentro y por fuera por sus lujosos vitrales y su altar.